miércoles, 2 de septiembre de 2009

medios y materiales educativos






DEFINICIÓN, CLASIFICACIÓN Y USO DE LOS MEDIOS DIDÁCTICOS
Los docentes debemos reconocer los medios o recursos didácticos como componentes integrales del proceso de enseñanza y de aprendizaje y que tienen tanta importancia como los métodos, los objetivos y los contenidos mismos. Además de ser poderosos auxiliares del docente, son facilitadores del trabajo de los estudiantes en su proceso de aprendizaje. En las condiciones socio-educativas actuales, los profesores requerimos zar nuestro desempeño profesional, por lo tanto, acorde con las exigencias del entorno, resulta imposible prescindir de éstos. No existe una ruta previamente establecida para la utilización de los avances tecnológicos, muchos docentes han dado grandes saltos al respecto, pasando por ejemplo, del tablero, la tiza y el papelógrafo, directamente a la implementación de sistemas más modernos como las teleclases y la
Inteligencia Artificial, sin haber utilizado el retroproyector o el proyector de diapositivas. Como forma de contribución al mejoramiento de la calidad de la educación, los medios audiovisuales y las nuevas tecnologías se han ido introduciendo en los contextos formativos e instructivos, reclamando un espacio cada vez más protagónico. Al tradicional tablero y al tradicional libro de texto, se le han ido sumando otros medios, como proyectores de diapositivas, retroproyectores, y los medios audiovisuales como el cine y el video; y últimamente el medio informático que ha ampliado sus posibilidades con la creación de entornos simulados, hipertextos y multimedios. Existen muchas clasificaciones en torno a los medios de enseñanza. Se les clasifica de acuerdo con criterios didácticos, por su nivel de abstracción, por etapas de aparición, entre otras.
· MARSHALL MCLUHAN (1996), hace una clasificación de los medios en calientes y fríos –que en su momento fue de gran utilidad-. Los medios calientes como la radio y el cine, son bajos en participación porque es muy poco lo que el público puede completarles. El medio caliente es aquél que extiende, en "alta definición" un único sentido. La alta definición es una manera de ser, rebosante de información. Los medios fríos, son altos en participación por parte del público. El teléfono es un medio frío, o de baja definición, porque el oído sólo recibe una pequeña cantidad de información. El habla es un medio frío de baja definición por lo poco que da y por lo mucho que debe completar el oyente. La lectura deja menos lugar a la participación que un seminario, y un libro menos que un diálogo.
Una de las clasificaciones más útiles que han surgido para el estudio de los medios, se refiere a las posibilidades de interacción que presentan (BATES, 1995). Así se clasifican en:
Medios de una vía: Son aquellos medios que sólo proporcionan información del emisor al receptor.
Medios de doble vía o de dos vías: Son los medios que permiten que la información vaya del emisor al receptor y en forma inversa también del receptor al emisor.
Otra forma de agrupar los medios es:
Medios de imagen fija no proyectables por si solos: libro de texto, cómics, fotografías, mapas.
Medios para proyectar imagen fija: proyector de cuerpos opacos, retroproyector, proyectores de diapositivas, True - visión.
Medios sonoros: grabadora de audio, radio, discos compactos.
Montajes audiovisuales estáticos: sonovisos.
Medios audiovisuales cinéticos: televisión, video, cine.
Medios informáticos: software educativo, computador, multimedia, hipertextos, etc.
Desde la óptica de la educación a distancia, Aparici (1999) clasifica las tecnologías utilizadas según su desarrollo histórico, en cuatro etapas:
Primera etapa: caracterizada por el dominio del material impreso, textos y manuales, por correspondencia e intercambio de documentos.
Segunda etapa: que denominamos analógica caracterizada por la utilización de televisión, videos, programas radiofónicos.
Tercera etapa: se incorpora la informática a los procesos de producción tecnológica de materiales.
Cuarta etapa: que denominamos digital y donde se integran los diferentes medios tecnológicos a través de redes como Internet u otros canales de distribución digital. Las tecnologías más utilizadas en estos momentos en la educación a distancia son una mezcla de medios de las diferentes etapas y, donde uno de ellos, predomina.
De acuerdo a las etapas de aparición, clasificamos los medios en:


MEDIOS TRADICIONALES: Voz, tablero, libro, papelógrafo, franelógrafo, mapas, carteleras, maquetas, herbarios, terrarios, proyector de cuerpos opacos, proyector de diapositivas, retroproyector, grabadora, sonovisos, radio, televisión, cine, video
NUEVAS TECNOLOGÍAS: basados en el incremento de la interactividad y más especialmente, la aparición de la informática, los ambientes digitales y los procesos asistidos por computador, y su utilización en la enseñanza y aprendizaje se le denomina a: computadores, redes computacionales, aulas multimedia, software educativo, internet, inteligencia artificial, sistemas tutoriales inteligentes.
Tanto los medios audiovisuales (MAV) como las llamadas nuevas tecnologías y nuevos canales de comunicación y de la información, serán de gran trascendencia en el presente siglo. Esta importancia será mayor en contextos educativos no presenciales, abiertos y a distancia y en la educación virtual; y en igual manera, en los ambientes presenciales, cuando la institución educativa supere sus paradigmas conservadores que limitan la aplicación de innovaciones tecnológicas.





BASES PSICOPEDAGÓGICAS PARA LA UTILIZACIÓN DE LOS MEDIOS
El uso pedagógico de las Tecnologías de Comunicación e Información es un campo en el que falta aún mucho por investigar. Los profesores deben estar formados para contextualizar sus prácticas en relación con los nuevos modos de circular del conocimiento y la cultura. Debemos someter a análisis, reflexión y crítica todo material que se utiliza en el aula presencial y a distancia. La utilización de los medios en el contexto educativo implica una seria atención sobre el proceso de enseñanza y de aprendizaje, y el éxito de su uso dependerá de la forma como las integremos en nuestra práctica pedagógica, de acuerdo con criterios tales como pertinencia y eficacia. Los medios deben estar llenos de contenidos de aprendizaje, de procedimientos y de significados; la significación es factor muy importante (Moscovici, 1984) porque toda cognición, toda motivación y todo comportamiento existen y crean un impacto únicamente cuando realmente significan algo. Así pues, tener en el aula equipos tecnológicos nuevos como computador, no nos convierte por sí solos en mejores educadores, ni a los alumnos en estudiantes aventajados; es la utilización y la acción con sentido del computador u otro medio, lo que promueve el aprendizaje. El juego, la afectividad y el lenguaje, utilizados en el desarrollo de programas presénciales o, a distancia, ayudan eficazmente al desarrollo cognitivo y emocional. Los programas educativos audiovisuales o multimedia pueden ser un gran apoyo para la construcción de nuevos aprendizajes, para reforzarlos y sistematizarlos, porque ofrecen al usuario una multitud de estímulos, un alto nivel de motivación, un interés atractivo, y a la vez bien utilizados, son herramientas potenciadoras para el desarrollo cognitivo del alumno.
Las nuevas tecnologías bien aplicadas a la educación favorecen a los estudiantes de todos los niveles en:
Procesos de aprendizajes autónomos.
La autocorrección de sus errores mediante la realización de tareas cada vez más complejas.
El control y responsabilidad en la toma decisiones sobre las tareas a realizar en cada momento.
El trabajo en múltiples dimensiones.
Comprensión y manejo del lenguaje iconográfico y visual.
La seguridad, la colaboración, la ayuda mutua, el trabajo en equipo.
El desarrollo de valores de convivencia y respeto.
La toma conjunta de decisiones como actitud necesaria para trabajar.
El afán de búsqueda y curiosidad por hacer, ver, oír, tocar, probar.
El desarrollo de aprendizajes relacionados con actividades no lineales, que les permiten moverse de una a otra idea, cambiar, volver atrás, avanzar, pensar diferente, crear, comunicar.
Las Nuevas Tecnologías (NT), requieren actitudes y habilidades específicas (Quintana, 1995):
Actitudes: confianza, desmitificación de lo tecnológico, iniciativa, inquietud, motivación, seguridad, curiosidad, adaptación, paciencia, positividad, interés, autovaloración, voluntad, decisión, valentía, predisposición, ganas de aprender.
Habilidades: habilidad para obtener y seleccionar información, habilidad para el aprendizaje continuo, aprendizaje autónomo "aprender a aprender", habilidad relacional, razonamiento lógico, organización, concentración, atención.
Es importante resaltar que estas habilidades pueden ser desarrolladas tanto por los docentes como por los estudiantes en la búsqueda de ambientes adecuados para la construcción del conocimiento A la luz de lo que hasta ahora hemos compartido, surge entonces el siguiente interrogante: ¿Debemos continuar recurriendo a las clases monótonas tradicionales usando únicamente el tablero, permaneciendo de espaldas al desarrollo de clases en ambientes multimedios, a los cuales los mismos estudiantes también pueden recurrir para crear y presentar sus trabajos? ¿Hay alguna posibilidad de realizar clases participativas, dinámicas, constructivas aún si no poseemos los últimos avances tecnológicos en el salón de clases? Para respondernos los anteriores interrogantes debemos recordar que no sólo los materiales y ayudas educativas son los que harán la diferencia en el desarrollo de una clase, es importante reconocer que, las concepciones y/o paradigmas que el docente posea proporcionará su postura ante el desarrollo de los procesos de enseñanza, por ejemplo:
· Un docente tradicionalista poseerá el saber y deberá transmitirlo a sus alumnos, quienes lo recibirán, memorizarán y "aprenderán". Aprendizaje que puede ser comprobado mediante un examen, en el cual, el alumno repita lo aprendido por él, en el tiempo/espacio del aula de clases. En esta forma de relación ofrecida por el docente, él es el único poseedor, depositario de la verdad y el alumno es el receptor de ella. En este caso las tecnologías (sean éstas el tablero, el papelógrafo, el libro o el computador) son utilizadas para transmitir la información que el docente considera "adecuada" para el alumno.
· Un docente con una concepción pedagógica instruccional, planeará hasta el último detalle su jornada de trabajo, puede que agrupe a los estudiantes, que les permita trabajar con "guías" de estudio, pero éstas serán, bien planificadas y redactadas en términos de los contenidos adecuados al tiempo y estado del plan de estudio general, del cual el alumno no podrá desprenderse. Su evaluación estará representada por unas pruebas objetivas en las que el alumno responderá lo "aprendido", por lo general en exámenes de selección múltiple o falso/verdadero, preguntas convergentes de una sola respuesta, pero que facilitan su evaluación.
Por otro lado, está el docente que realiza acuerdos con los estudiantes, que no impone los temas abordados en clases, que utiliza el llamado modelo transaccional de la educación, que se basa en principios de la teoría constructivista del aprendizaje y en una visión humanística del proceso educativo como tal. Dentro de este modelo, el estudiante es el centro del aprendizaje y toda actividad educativa se desarrolla a partir de sus necesidades y metas. Se plantea retos o desafíos y el aprendizaje es un proceso de constante construcción y revisión de lo aprendido para avanzar mientras se resuelven las inquietudes.
"Una concepción de la educación como proceso de construcción de conocimientos tiene implicaciones muy hondas en el quehacer del maestro, cuyo papel debe desplazarse de una labor de comunicación de información hacia una labor de desarrollo de lenguajes que permitan acceder a la información de maneras diferenciadas y ya no ordenadas en secuencias homogéneas. Esto requiere un tipo de formación diferente para el educador, quien deberá ser capaz de establecer con sus estudiantes un diálogo de exploración del conocimiento y de acceso a la información en el cual las respuestas a los problemas pierden su carácter de normalidad y, por tanto, se diluyen las fronteras de la evaluación estandarizada del tipo pregunta/respuesta, a la cual puede asignarse un juicio verdadero/falso. En esta concepción la tarea del maestro girará especialmente alrededor de la multiplicidad de posibles aprendizajes generados por problemas a los cuales los estudiantes buscarán opciones en un clima permanente de incertidumbre sobre la verdad: es decir, un aprendizaje en perspectiva científica". (CAJIAO, 1995:110 en: Misión Ciencia, Educación y Desarrollo.)
Aquí el docente es parte del grupo que investiga en torno a un problema, una disciplina, un objeto de estudio; permite el diálogo, la discusión, la concertación. Las relaciones que se dan en este tipo de concepción pedagógica son múltiples y en cambio constante, el maestro interactúa con los estudiantes y con el saber; los estudiantes entre ellos, con el maestro y con el saber. En este sentido las tecnologías (llámense éstas: tablero, papel, libro, tiza, franelógrafo, retroproyector, computador,
video-beam o Internet) son medios que sirven no sólo para la transmisión de información y de datos, sino para la indagación, la confrontación, la reflexión y el análisis.
Entonces, se requiere un docente que tenga la capacidad de adoptar nuevas formas de pensamiento, que aborde el universo sin límites ni jerarquías, un docente apto para enfrentarse a los postulados de la ciencia con vocación creativa y de cambio, comprometido con la aceptación de la diversidad y la convivencia con un mundo como el de hoy; un docente que lleve a los estudiantes a reflexionar sobre su propio conocimiento (
metacognición) para que asuma la dirección de sus procesos cognitivos; un docente que conozca las posibilidades de la Pedagogía potenciadora; porque los avances tecnológicos de la actualidad exigen habilidades metacognitivas cruciales y mentes creativas para el éxito en el aprendizaje y en la educación, para así obtener los beneficios que la Inteligencia colectiva puede proporcionar.
LOS MEDIOS DIDÁCTICOS Y LOS RECURSOS EDUCATIVOS.
Teniendo en cuenta que cualquier material puede utilizarse, en determinadas circunstancias, como recurso para facilitar procesos de enseñanza y aprendizaje (por ejemplo, con unas piedras podemos trabajar las nociones de mayor y menor con los alumnos de preescolar), pero considerando que no todos los materiales que se utilizan en educación han sido creados con una intencionalidad didáctica, distinguimos los conceptos de medio didáctico y recurso educativo.
Medio didáctico es cualquier material elaborado con la intención de facilitar los procesos de enseñanza y aprendizaje. Por ejemplo un libro de texto o un programa multimedia que permite hacer prácticas de formulación química.

Recurso educativo es cualquier material que, en un contexto educativo determinado, sea utilizado con una finalidad didáctica o para facilitar el desarrollo de las actividades formativas. Los recursos educativos que se pueden utilizar en una situación de enseñanza y aprendizaje pueden ser o no medios didácticos. Un vídeo para aprender qué son los volcanes y su dinámica será un material didáctico (pretende enseñar), en cambio un vídeo con un reportaje del National Geographic sobre los volcanes del mundo a pesar de que pueda utilizarse como recurso educativo, no es en sí mismo un material didáctico (sólo pretende informar).

COMPONENTES ESTRUCTURALES DE LOS MEDIOS.
Al analizar los medios didácticos, y sin entrar en los aspectos pragmáticos y organizativos que configuran su utilización contextualizada en cada situación concreta, podemos identificar los siguientes elementos:
El sistema de símbolos (textuales, icónicos, sonoros) que utiliza.
En el caso de un vídeo aparecen casi siempre imágenes, voces, música y algunos textos.

El contenido material (software), integrado por los elementos semánticos de los contenidos, su estructuración, los elementos didácticos que se utilizan (introducción con los organizadores previos, subrayado, preguntas, ejercicios de aplicación, resúmenes, etc.), la forma de presentación y el estilo. En definitiva: información y propuestas de actividad.

La plataforma tecnológica (hardware) que sirve de soporte y actúa como instrumento de mediación para acceder al material.
En el caso de un vídeo el soporte será por ejemplo un casete y el instrumento para acceder al contenido será el magnetoscopio.


El entorno de comunicación con el usuario, que proporciona unos determinados sistemas de mediación en los procesos de enseñanza y aprendizaje (interacción que genera, pragmática que facilita...). Si un medio concreto está inmerso en un entorno de aprendizaje mayor, podrá aumentar su funcionalidad al poder aprovechar algunas de las funcionalidades de dicho entorno.




FUNCIONES QUE PUEDEN REALIZAR LOS MEDIOS.
Según como se utilicen en los procesos de enseñanza y aprendizaje, los medios didácticos y los recursos educativos en general pueden realizar diversas funciones; entre ellas destacamos como más habituales las siguientes:

v Proporcionar información. Prácticamente todos lo medios didácticos proporcionan explícitamente información: libros, vídeos, programas informáticos...
v Guiar los aprendizajes de los estudiantes, instruir. Ayudan a organizar la información, a relacionar conocimientos, a crear nuevos conocimientos y aplicarlos... Es lo que hace un libro de texto por ejemplo.
v Ejercitar habilidades, entrenar. Por ejemplo un programa informático que exige una determinada respuesta psicomotriz a sus usuarios.
v Motivar, despertar y mantener el interés. Un buen material didáctico siempre debe resultar motivador para los estudiantes.
v Evaluar los conocimientos y las habilidades que se tienen, como lo hacen las preguntas de los libros de texto o los programas informáticos.
La corrección de los errores de los estudiantes a veces se realiza de manera explícita (como en el caso de los materiales multimedia que tutorizan las actuaciones de los usuarios) y en otros casos resulta implícita ya que es el propio estudiante quien se da cuenta de sus errores (como pasa por ejemplo cuando interactúa con una simulación)
v Proporcionar simulaciones que ofrecen entornos para la observación, exploración y la experimentación. Por ejemplo un simulador de vuelo informático, que ayuda a entender cómo se pilota un avión.
v Proporcionar entornos para la expresión y creación. Es el caso de los procesadores de textos o los editores gráficos informáticos.


No obstante hay que tener en cuenta que los medios no solamente transmiten información, también hacen de mediadores entre la realidad y los estudiantes, y mediante sus sistemas simbólicos desarrollan habilidades cognitivas en sus usuarios.

TIPOLOGÍAS DE LOS MEDIOS DIDÁCTICOS.
A partir de la consideración de la plataforma tecnológica en la que se sustenten, los medios didácticos, y por ende los recursos educativos en general, se suelen clasificar en tres grandes grupos, cada uno de los cuales incluye diversos subgrupos:
Materiales convencionales:
v Impresos (textos): libros, fotocopias, periódicos, documentos...
v Tableros didácticos: pizarra, franelograma...
v Materiales manipulativos: recortables, cartulinas...
v Juegos: arquitecturas, juegos de sobremesa...
v Materiales de laboratorio...


Materiales audiovisuales:
v Imágenes fijas proyectables (fotos): diapositivas, fotografías...
v Materiales sonoros (audio): casetes, discos, programas de radio...
v Materiales audiovisuales (vídeo): montajes audiovisuales, películas, vídeos, programas de televisión...

Nuevas tecnologías:
v Programas informáticos (CD u on-line) educativos: videojuegos, lenguajes de autor, actividades de aprendizaje, presentaciones multimedia, enciclopedias, animaciones y simulaciones interactivas...
v Servicios telemáticos: páginas Web, weblogs, tours virtuales, webquest, cazas del tesoro, correo electrónico, chats, foros, unidades didácticas y cursos on-line...
v TV y vídeo interactivos.



A partir de la consideración de la funcionalidad que tienen para los estudiantes:

Presentar la información y guiar la atención y los aprendizajes:
v Explicitación de los objetivos educativos que se presiguen.
v Diversos códigos comunicativos: verbales.
v Señalizaciones diversas: subrayados, estilo de letra, destacados, uso de colores.
v Adecuada integración de medias, al servicio del aprendizaje, sin sobrecargar. Las imágenes deben aportar también información relevante.

Organizar la información:
v Resúmenes, síntesis.
v Mapas conceptuales.
v Organizadores gráficos: esquemas, cuadros sinópticos, diagramas de flujo

VENTAJAS ASOCIADAS A LA UTILIZACIÓN DE RECURSOS
Cada medio didáctico ofrece unas determinadas prestaciones y posibilidades de utilización en el desarrollo de las actividades de aprendizaje que, en función del contexto, le pueden permitir ofrecer ventajas significativas frente al uso de medios alternativos. Para poder determinar ventajas de un medio sobre otro, siempre debemos considerar el contexto de aplicación (un material multimedia hipertextual no es "per se" mejor que un libro convencional). Estas diferencias entre los distintos medios vienen determinadas por sus elementos estructurales:
v El sistema de simbólico que utiliza para transmitir la información: textos, voces, imágenes estáticas, imágenes en movimiento... Estas diferencias, cuando pensamos en un contexto concreto de aplicación, tienen implicaciones pedagógicas, por ejemplo: hay informaciones que se comprenden mejor mediante imágenes, algunos estudiantes captan mejor las informaciones icónicas concretas que las verbales abstractas...

v El contenido que presenta y la forma en que lo hace: la información que gestiona, su estructuración, los elementos didácticos que se utilizan (introducción con los organizadores previos, subrayado, preguntas, ejercicios de aplicación, resúmenes, etc.), manera en la que se presenta... Así, incluso tratando el mismo tema, un material puede estar más estructurado, o incluir muchos ejemplos y anécdotas, o proponer más ejercicios en consonancia con el hacer habitual del profesor, etc.

v La plataforma tecnológica (hardware) que sirve de soporte y actúa como instrumento de mediación para acceder al material. No siempre se tiene disponible la infraestructura que requieren determinados medios, ni los alumnos tienen las habilidades necesarias para utilizar de tecnología de algunos materiales.

v El entorno de comunicación con el usuario, que proporciona unos determinados sistemas de mediación en los procesos de enseñanza y aprendizaje (interacción que genera, pragmática que facilita...). Por ejemplo, si un material didáctico está integrado en una "plataforma-entorno de aprendizaje" podrá aprovechar las funcionalidades que este le proporcione. Otro ejemplo: un simulador informático de electricidad permite realizar más prácticas en menor tiempo, pero resulta menos realista y formativo que hacerlo en un laboratorio.
LA EVALUACIÓN DE LOS MEDIOS.
Evaluar significa estimar en que medida el elemento evaluado tiene unas características que se consideran deseables y que han sido especificadas a partir de la consideración de unos criterios. Por lo tanto toda evaluación exige una observación, una medición y un juicio. Además, siempre que se realiza una evaluación hay una intencionalidad y unos destinatarios, la evaluación se hace para algo y para alguien, a partir de ella muchas veces se tomarán decisiones. Así, y centrándonos en la evaluación de medios didácticos, cuando se evalúan unos materiales se puede hacer para saber cuáles tienen más información sobre un tema, cuáles son los mejores desde un punto de vista técnico, cuáles son los más adecuados para unos estudiantes determinados, etc. Y por otra parte los destinatarios de esta evaluación pueden ser los docentes, los diseñadores de materiales didácticos, los administradores de las instituciones educativas. En cualquier caso, los criterios que se utilicen deben estar de acuerdo con la intencionalidad de la evaluación y con los destinatarios de la misma.
Por otra parte, cuando consideramos la evaluación de los medios didácticos, uno de los criterios que siempre suele estar presente es el de la eficacia didáctica, Es decir, su funcionalidad como medio facilitador de aprendizajes.
Como la eficacia didáctica al utilizar estos materiales depende básicamente de dos factores, las características de los materiales y la forma en la que se han utilizado con los estudiantes, suelen considerarse dos tipos de evaluación:

v La evaluación objetiva. La evaluación objetiva se centra en valorar la calidad de los medios didácticos. Generalmente la realiza un especialista a partir de un estudio exhaustivo de las características del material, sin que intervengan los destinatarios finales del medio didáctico. No obstante, en ocasiones, cuando las editoriales de materiales didácticos o determinadas administraciones públicas e instituciones académicas quieren hacer una evaluación en profundidad de un producto, los materiales son utilizados y valorados por diversos especialistas y destinatarios finales del producto. En cualquier caso, la evaluación suele hacerse a partir de la consideración de unos criterios de calidad que se concretan en unos indicadores que se pueden identificar en mayor o menor medida en los materiales que se evalúan.
Los resultados de la evaluación se suelen recoger en unas plantillas "ad hoc" (más o menos extensas según el objeto y destinatarios de la evaluación) que incluyen diversos apartados: identificación del producto, valoración de acuerdo con los indicadores, evaluación global y comentarios.
v La evaluación contextual. La evaluación contextual valora la manera en la que se han utilizado los medios en un contexto educativo determinado.La máxima eficacia didáctica con el uso de los medios en un determinado contexto educativo se conseguirá utilizando adecuadamente materiales didácticos de calidad.
ÁREA DE MEDIOS EDUCATIVOS: Sus funciones principales son la aplicación de los principios metodológicos y tecnológicos en la construcción y diseño de materiales de apoyo a la docencia, la capacitación y la asesoría a los docentes en la producción de materiales académicos. Estos materiales, en el mediano plazo configurarán bancos de conocimientos y mediadores del aprendizaje, patrimonio y memoria de las diferentes unidades académicas de la Universidad del Valle.
El área de medios educativos se encarga de:
v Asesorar a los docentes, en los métodos y la tecnología para el diseño de material educativo en soportes que utilizan nuevas tecnologías de la información y la comunicación.
v La producción de materiales educativos en diferentes formatos y soportes como: multimedia, hipermedia, hipertexto, audios, videos, impresos, entre otros, orientados hacia la configuración de cursos en línea que soportarían el campus virtual, para apoyar la docencia en todas las modalidades y jornadas educativas.
Para cumplir con estas funciones el área de medios educativos se ha dividido en las siguientes unidades:
Unidad de Gestión Académica
Sus funciones principales son las de conceptualización y gestión de un modelo pedagógico que oriente la utilización de las nuevas tecnologías y el desarrollo de las metodologías de autoformación. Concomitante con lo anterior, promoverá y atenderá la movilización del sector docente contribuyendo a su formación en los nuevos paradigmas pedagógicos y en la utilización de las nuevas tecnologías para hacer más eficiente y eficaz el proceso docente. Para el desarrollo de sus funciones principales la Unidad de Gestión Académica se encargará de:
v Orientar a estudiantes y docentes en las metodologías de autoformación. En esta unidad se trazarán las líneas de acción, los supuestos de investigación, de la evaluación académica y de las modalidades virtuales y a distancia.
Conjuntamente con los directores de los programas académicos, esta área es la responsable de planear, programar y coordinar las actividades académicas para los estudiantes matriculados en los programas de educación virtual y a distancia. También se encarga de coordinar las prácticas y de mantener una mejora continua de la calidad de los procesos académicos-operativos que impliquen el desarrollo de estas actividades. En coordinación con las otras unidades del área de medios educativos se encarga de orientar y evaluar la política de diseño de materiales académicos en los aspectos pedagógicos y metodológicos. Promover e incentivar las estrategias fundamentales del modelo educativo, especialmente, lo concerniente a las metodologías de autoformación mediante seminarios, foros y cursos de capacitación.
Unidad de Diseño
Con un grupo multidisciplinario se encarga del diseño y la producción de materiales para la educación virtual en la modalidad presencial y a distancia que sean adecuados para que el estudiante pueda realizar su estudio independiente pero con el acompañamiento permanente de su profesor. También se diseñan otro tipo de materiales impresos como plegables, carteles, volantes, certificados, escarapelas y avisos de prensa, que son una herramienta fundamental para la promoción directa y rápida de los programas que ofrecen las diferentes unidades académicas de la universidad en la modalidades virtual a nivel de pregrado y posgrado, así como seminarios, congresos y eventos especiales.
Recursos Audiovisuales
Acorde con la demanda y los requerimientos de las diferentes unidades académicas de la universidad, se realizan videos, audios y fotografías necesarios para apoyar o ilustrar algún tema o curso para entornos virtuales de aprendizaje. Se realiza el programa
Radio y Educación Sin Fronteras que utilizando lenguajes de radio de creación como el dramatizado, la crónica o el vox pop, está tratando de romper el mito del programa educativo ladrillo.
Unidad de Diseño Web
Con la colaboración estrecha del área de nuevas tecnologías, se diseñan y administran las páginas informativas de la Dirección, las cuales se actualizan permanentemente con nueva información sobre ofertas académicas y diversas actividades como foros, encuentros y seminarios.
Funciones de los medios y materiales:
Sus funciones principales son la aplicación de los principios metodológicos y tecnológicos en la construcción y diseño de materiales de apoyo a la docencia, la capacitación y la asesoría a los docentes en la producción de materiales académicos. Estos materiales, en el mediano plazo configurarán bancos de conocimientos y mediadores del aprendizaje, patrimonio y memoria de las diferentes unidades

El área de medios educativos se encarga de:
Asesorar a los docentes, en los métodos y la tecnología para el diseño de material educativo en soportes que utilizan nuevas tecnologías de la información y la comunicación.
La producción de materiales educativos en diferentes formatos y soportes como: multimedia, hipermedia, hipertexto, audios, videos, impresos, entre otros, orientados hacia la configuración de cursos en línea que soportarían el campus virtual, para apoyar la docencia en todas las modalidades y jornadas educativas.
ELABORACION DE MEDIOS Y MATERIALES:
Consta de las siguientes etapas:
Ø DISEÑO DEL MATERIAL: se refiere a la información y análisis de los recursos disponibles, además de recopilar bibliografía y documentación, definir objetivos específicos del material y los contenidos del mismo.
Ø DESARROLLO DEL MATERIAL: se trata de darle cuerpo al esqueleto, utilizando la información recopilada y estructurada en la etapa anterior.
Ø REVISIÓN Y CORRECIÓN: es importante verificar El material responde al objetivo, los contenidos han sido desarrollados adecuadamente el lenguaje resulta comprensivo, el tamaño del material es adecuado.
Ø ELABORACIÓN DEL PROTOTIPO Y PRODUCCIÓN EXPERIMENTAL: consiste en reproducir el prototipo en un número determinado de ejemplares para la experimentación, debemos procurar no sólo economizar recursos económicos, sino conservar todas las características del material.
Ø
EVALUACIÓN EN FUNCIÓN: también se le denomina evaluación de campo, para ello los alumnos en situación real de estudio o trabajo utilicen el material educativo.
Ø REAJUSTE Y PRODUCCIÓN FINAL: toda la información procesada y registrada en la etapa anterior permite comprobar si el material funciona y cumple sus objetivos. en base a ello es que podemos introducir reajustes al prototipo y continuar la producción final.



TIPOS DE MATERIAL EDUCATIVO:
Ø Documentos impresos y manuscritos: libros y folletos, revistas, periódicos, fascículos, atlas, mapas, planos, cartas, libros de actas y otros documentos de archivo histórico, entre otros materiales impresos.
Ø Documentos audiovisuales e informáticos: videos, CD, DVD, recursos electrónicos, casetes grabados, slides, transparencias, láminas, fotografías, pinturas, disquetes y otros materiales audiovisuales.
Ø Material Manipulativo: globos terráqueos, tableros interactivos, módulos didácticos, módulos de laboratorio, juegos, colchonetas, pelotas, raquetas, instrumentos musicales. Incluye piezas artesanales, reliquias, tejidos, minerales, etc.
Ø Equipos: Proyector multimedia, retroproyector, televisor, videograbadora, DVD, pizarra eléctrica, fotocopiadora.
METODOLOGIA PARA DISEÑAR APRENDIZAJE EDUCATIVO:
Se tiene encuenta los siguientes criterios:
Ø CORRESPONDENCIA CON EL OBJETIVO: este debe ser apropiado al objetivo del aprendizaje que se quiere alcanzar para lo cual el docente debe tener en claro lo que va a enseñar y que van a aprender los estudiantes.
Ø CORRESPONDENCIA CON LAS CARACTERISTICAS DE LOS ESTUDIANTES: los medios y materiales deben adecuarse directamente a las características de los estudiantes relacionadas con el aprendizaje.
Ø NIVEL DE TRATAMIENTO DIDÁCTICO: el contenido debe estar presentado en forma adecuada de acuerdo a la edad del niño, garantizando el logro del objetivo previsto.
Ø CALIDAD TECNICA: se refiere a la calidad en los procesos de diagramación, edición y reproducción de los materiales educativos.
Ø FUNCIÓN DEL MEDIO: algunos medios facilitan mejor la motivación, otros participan en el desarrollo, debilidades mentales en el reforzamiento y orientación de aprendizaje.
Ø FACTORES FÍSICOS: se refiere a la organización del grupo de educandos para el trabajo, el tiempo disponible y el espacio del cual se dispone para utilizar el medio.





MATERIAL MULTIMEDIA:
Ø El multimedia es la combinación de texto, imágenes, sonidos, video y animaciones y es también una herramienta más que la tecnología moderna ofrece a la educación. Debido a la gran cantidad de libros, revistas y otros materiales educativos que aparecen en soporte de CD-ROM, la Biblioteca Virtual del Instituto Antonio Ruiz de Montoya ofrece la posibilidad de consultar los materiales multimedia que se encuentren disponibles. Los materiales multimedia pueden ser consultados en las computadoras de la Biblioteca Virtual habilitadas para tal fin.
Ø Las mismas cuentan con lectora de CD-ROM, disquetera y acceso a Internet para complementar la búsqueda de información.
Ø ORIENTACIONES PARA EL USO DIDÁCTICO DE MATERIALES MULTIMEDIA EN EL AULA DE INFORMÁTICA:Los programas informáticos multimedia utilizarse de muchas maneras: individualmente un alumno o grupo de estudiantes (en un rincón de la clase, en la mediateca del centro, en su casa), el profesor durante su exposición magistral para ilustrar algunas explicaciones (si dispone de un sistema de proyección: cañón, pantalla de cristal líquido), toda la clase a la vez..., aquí vamos a considerar esta última modalidad. Distinguimos tres momentos: antes de iniciar la sesión, el desarrollo de la sesión en el aula informática y otras posibles actividades a realizar después.
Aspectos didácticos:
Hay que revisar los materiales didácticos que se piensan utilizar (programas, Web...) y preparar actividades de aprendizaje adecuadas para los alumnos.
A no ser que la sesión tenga la finalidad de introducir un nuevo tema o de motivar y sensibilizar hacia el mismo, conviene haber trabajado previamente en clase aspectos relacionados con el material con el que se va a interactuar.
Generalmente conviene preparar una guía orientativa de la actividad que los estudiantes van a realizar. Si se va a utilizar un programa algo complejo, convendrá elaborar también un mini-manual.
Si se va a usar Internet, se puede aprovechar el hecho de que cada estudiante pueda acceder fácilmente a la información que necesite para organizar actividades distintas en cada ordenador, con lo que se puede facilitar el tratamiento de la diversidad. También conviene aprovechar las posibilidades de comunicación interpersonal que ofrece Internet y el acceso a foros temáticos.


ESTILOS DE APRENDIZAJE:
Ø VISUAL: Cuando pensamos en imágenes (por ejemplo, cuando 'vemos' en nuestra mente la página del libro de texto con la información que necesitamos) podemos traer a la mente mucha información a la vez, por eso la gente que utiliza el sistema de representación visual tiene más facilidad para absorber grandes cantidades de información con rapidez.Visualizar nos ayuda además, a establecer relaciones entre distintas ideas y conceptos. Cuando un alumno tiene problemas para relacionar conceptos muchas veces se debe a que está procesando la información de forma auditiva La capacidad de abstracción está directamente relacionada con la capacidad de visualizar. También la capacidad de planificar.Esas dos características explican que la gran mayoría de los alumnos universitarios (y por ende, de los profesores) sean visuales.Los alumnos visuales aprenden mejor cuando leen o ven la información de alguna manera. En una conferencia, por ejemplo, preferirán leer las fotocopias o transparencias a seguir la explicación oral, o, en su defecto, tomarán notas para poder tener algo que leer.
Ø AUDITIVO: Cuando recordamos utilizando el sistema de representación auditivo lo hacemos de manera secuencial y ordenada. En un examen, por ejemplo, el alumno que vea mentalmente la página del libro podrá pasar de un punto a otro sin perder tiempo, porqué está viendo toda la información a la vez. Sin embargo, el alumno auditivo necesita escuchar su grabación mental paso a paso. Los alumnos que memorizan de forma auditiva no pueden olvidarse ni una palabra, porque no saben seguir. Es como cortar la cinta de una cassette. Por el contrario, un alumno visual que se olvida de una palabra no tiene mayores problemas, porqué sigue viendo el resto del texto o de la información.
El sistema auditivo no permite relacionar conceptos o elaborar conceptos abstractos con la misma facilidad que el sistema visual y no es tan rápido. Es, sin embargo, fundamental en el aprendizaje de los idiomas, y naturalmente, de la música.Los alumnos auditivos aprenden mejor cuando reciben las explicaciones oralmente y cuando pueden hablar y explicar esa información a otra persona.
Kinestésico Cuando procesamos la información asociándola a nuestras sensaciones y movimientos, a nuestro cuerpo, estamos utilizando el sistema de representación kinestésico. Utilizamos este sistema, naturalmente, cuando aprendemos un deporte, pero también para muchas otras actividades. Por ejemplo, muchos profesores comentan que cuando corrigen ejercicios de sus alumnos, notan físicamente si algo está mal o bien. O que las faltas de ortografía les molestan físicamente. Escribir a máquina es otro ejemplo de aprendizaje kinestésico. La gente que escribe bien a máquina no necesita mirar donde está cada letra, de hecho si se les pregunta dónde está una letra cualquiera puede resultarles difícil contestar, sin embargo sus dedos saben lo que tienen que hacer.Aprender utilizando el sistema kinestésico es lento, mucho más lento que con cualquiera de los otros dos sistemas, el visual y el auditivo. Se necesita más tiempo para aprender a escribir a máquina sin necesidad de pensar en lo que uno está haciendo que para aprenderse de memoria la lista de letras y símbolos que aparecen en el teclado.El aprendizaje kinestésico también es profundo. Nos podemos aprender una lista de palabras y olvidarlas al día siguiente, pero cuando uno aprende a montar en bicicleta, no se olvida nunca. Una vez que sabemos algo con nuestro cuerpo, que lo hemos aprendido con la memoria muscular, es muy difícil que se nos olvide.Los alumnos que utilizan preferentemente el sistema kinestésico necesitan, por tanto, más tiempo que los demás. Decimos de ellos que son lentos. Esa lentitud no tiene nada que ver con la falta de inteligencia, sino con su distinta manera de aprender. Los alumnos kinestésicos aprenden cuando hacen cosas como, por ejemplo, experimentos de laboratorio o proyectos. El alumno kinestésico necesita moverse. Cuando estudian muchas veces pasean o se balancean para satisfacer esa necesidad de movimiento. En el aula buscarán cualquier excusa para levantarse y moverse
CLASIFICACIÓN DE MEDIOS DIDÁCTICOS Y NUEVAS TECNOLOGÍAS

Ø CLASIFICACIÓN DE LOS RECURSOS DIDÁCTICOS


1. Personales -------------------- profesores
-------------------- alumnos
-------------------- padres
-------------------- otros.


2. Materiales ------------ objetos -------------- elementos de la realidad estudiada.

------------ representaciones: visuales, sonoros, audiovisual, verbales, de la realidad estudiada.


2.1 Materiales convencionales:

- Materiales impresos y fotocopiados.
- Materiales de imagen fija no proyectados.
- Tableros didácticos.
- Otros: juegos, materiales de laboratorio.

2.2 Materiales audiovisuales:

- Proyección de imágenes fijas: diapositivas, transparencias.
- Materiales sonoros: radio, disco, CD, cintas.
- Materiales audiovisuales: TV, video, montajes AV

2.3 NNTT

Programas informáticos, servicios telemáticos, TV y videos interactivos.

CLASIFICACION DE LOS MATERIALES DIDÁCTICOS

Equipo

1. Materiales auditivos

Cassettes Grabadora de casssetes
Cintas Grabadora de cintas.
Discos Tocadiscos.

2. Materiales de imagen fija

Filminas Proyector de filminas *
Fotografías No necesitan proyector de cuerpos
Opacos. *
Transparencias Proyector de transparencias. *

3. Materiales gráficos

Acetatos Proyector de acetatos.

Carteles
Diagramas Se pueden apoyar en un pizarrón
Gráficos o rotafolio.
Ilustraciones


4. Materiales impresos
Fotocopias
Manuales No necesitan proyector de cuerpos
Revistas opacos. *
Textos

5. Materiales mixtos

Audiovisuales Proyector de transparencias. *
Grabadora.
Películas Proyector de películas. *
Videocasetes Videocassetera y televisión. *

6. Materiales tridimensionales

Material de laboratorio No necesitan.
Objetos reales.

Equipo

7. Materiales electrónicos

Disquetes Computadora.



* Equipos que necesitan de una pantalla para su proyección.

























TAXONOMIA DE LOS MEDIOS AUDIOVISUALES

Medios de masas Medios de grupo


Material de equipo Material de paso


1. Medios auditivos (sin imagen, sin movimiento)

Radio tocadiscos y compact. Discos y compact
Magnetófono cassette audiocassette
Magnetófono cinta cinta abierta
Cubierta
Amplificador, altavoces
Mezclador, micrófonos
Receptor radio
Teléfono

2. Medios visuales (sin sonido, sin movimiento)

pizarras transparencias
retroproyectores diapositivas
proyector diapositivas filminas
proyector filminas película
Libros cámara de fotografía disquete
ordenador microfilm
Prensa lector microfilm microficha
lector microficha hologramas
Videotext láser-hologramas fotografías, textos
opascopio cartel, mural, póster
scanner hojas impresas
rotativa, impresoras comic
fotocopiadora, fax títeres, marionetas

3. Medios visuales con movimiento (sin sonido)


Cine mudo proyector cine filmes sin sonido, S-8

4. Medios auditivos y visuales (sin movimiento)

Time-shared TV proyección filminas filmina sonora
(TV tiempo compartido) sonoras diaporama
Slow-scan TV lector libro sonoro libro sonoro
(TV de recorrido lento) lector pagina sonora pagina sonora












































5. Medios auditivos y visuales con movimiento

proyectores cine (formatos) filmes (formatos)
magnetoscopio videocasete
lector videodisco, CD-ROM videodisco y CD-ROM
ordenador disquete, discos ópticos
televisor
videoproyector
videotelefóno
sistemas multimedia

6. Los medios audiovisuales grupales


Los Medios de Grupo se utilizan por un numero limitado de personas, que participan activamente en un proceso continuo de comunicación bidireccional.



USO Y EVALUACIÓN DE MATERIALES EDUCATIVOS DURANTE EL DESARROLLO DEL CURRICULUM: ¿QUÉ HACEN LOS PROFESORES? ¿QUÉ PUEDEN HACER?
Juan José Monedero Moya
Los materiales curriculares ubicados en los centros educativos, aulas y hogares de alumnos, son infrautilizados. En los primeros, desorden o imprevisión, los conduce a un inexplicable derroche. La actitud del profesor ante la enseñanza incide significativamente en la frecuencia, tipo y evaluación de materiales en las aulas. Desconsiderar las influencias culturales e interpretativas de los medios, así como las diferentes posibilidades de cada familia a la hora de potenciar los aprendizajes cuniculares de sus hijos, es descontextualizar la enseñanza alejándola de su semblante socio-ambiental y avocándola a un seguro fracaso. Se analizan los instrumentos de evaluación de "medios" utilizados, ofreciendo una alternativa práctica -valida, viable y sencilla- de estrategia evaluativa.
Introducción.
Las siguientes afirmaciones están basadas en los hallazgos obtenidos a través de mi participación directa en diferentes proyectos de evaluación educativa, siempre como evaluador externo. Con ellas persigo presentar sus resultados globalmente, sin pretender realizar ningún tipo de generalización. Concretamente trataré de mostrar si los profesores estudiados han evaluado los medios que utilizaron y, en caso afirmativo, señalar cómo lo hicieron. En primer lugar, nos ha llamado la atención la brecha conceptual existente entre los académicos e investigadores y el profesorado acerca del concepto de medios o materiales Curriculares. Para los primeros su concepto abarca desde todos aquellos utensilios de los que se valen los profesores para transmitir cualquier tipo de información relacionada con el aprendizaje de sus alumnos (Rossi y Bidle, 1970, pág. 18) hasta aquellos "elementos curriculares que por sus sistemas simbólicos y estrategias de utilización, propician el desarrollo de habilidades cognitivas en los sujetos, en un contexto determinado, facilitando la intervención mediada sobre la realidad y la captación y comprensión de la información por el alumno." (Cabero, 1989, pág. 60). O "cualquier objeto o recurso tecnológico que articula, en un determinado sistema de símbolos, ciertos mensajes en orden a su funcionamiento instructivo." (Gallego, 1996, pág. 81).
Sin embargo, para casi la totalidad del profesorado, el concepto de medios está directamente relacionado con todo un amplio abanico de materiales relativo a las aulas. Lo diferencian siguiendo pautas administrativas concretas. Distinguen entre el considerado fungible, como la tiza, el papel, los cuadernos, etc., y el que estiman como inventariable: mobiliario, proyectores, vídeos, pizarra, etc.
Vamos a diferenciar en el análisis de estas conclusiones, para su más fácil comprensión, los siguientes ámbitos de reflexión: en primer lugar, los «medios» relacionados con el Centro y la Administración. Será el apartado 1; seguidamente, los vinculados con el profesor y el aula. Apartado 2; por último, los referidos al alumno y su familia. Apartado 3; después haremos una breve descripción sobre los instrumentos utilizados por el profesorado para la evaluación de los medios. Apartado 4; y acabaremos haciendo una propuesta para la evaluación de estos materiales. Apartado 5.
LA EVALUACIÓN DE LOS MEDIOS RELACIONADOS CON LOS CENTROS Y CON LA PROPIA ADMINISTRACIÓN EDUCATIVA.
Respecto a los materiales adquiridos por los centros, hemos apreciado que generalmente no existe ninguna planificación. El criterio seguido es, precisamente, la ausencia de criterio o, si se quiere ver como tal, el «orden» en que llegan las peticiones de acuerdo con la necesidad particular de cada profesor, hasta el agotamiento de todas las disponibilidades económicas. No obstante, para muchos otros centros se establecen criterios tales como destinar determinadas partidas a cada profesor, a cada ciclo, o bien, a cada una de las diferentes áreas de conocimiento. Después son los profesores implicados los que deciden los gastos concretos. Dependiendo de éstos, hay unos que lo gastan todo rápidamente; otros que no saben en qué invertir; y muchos otros que jamás tienen suficiente presupuesto para conseguir ese material que tanta falta les hace para el apoyo de sus clases.
En muchos colegios tampoco hay ninguna persona -ni comisión- «encargada» del material: ni en su coordinación, ni en su adquisición, ni en su conservación o mantenimiento. Con lo que los medios disponibles se infrautilizan, se deterioran rápidamente o, simplemente, se desconoce su existencia.
Con la participación de muchos centros en diferentes programas de innovación curricular, como en su día ocurrió con la experimentación de la Reforma en Andalucía, se «abolieron» los libros de texto de los alumnos. Al parecer hubo grandes debates y, en ocasiones, enfrentamientos entre diversos sectores del profesorado sobre la conveniencia de tal medida. Tampoco los padres se pusieron de acuerdo sobre este mismo tema. Con el discurrir del tiempo las diferentes posiciones se fueron diluyendo dejando paso a la «libertad» de cada profesor para su uso. Pero nadie, según creemos, hizo un seguimiento específico sobre los efectos reales de ninguna de esas medidas de cara a los aprendizajes que se proponían.
Respecto al comportamiento de la Administración resulta aún más irracional si cabe. Por un lado ha «mimado» especialmente a los centros en los que se ha llevado a efecto algún programa de innovación curricular con dotaciones de materiales, tanto en cantidad como en calidad, ostensiblemente mayores que las destinadas a los demás colegios. Por otro, según las expresiones del propio profesorado, da la sensación de que tampoco estas dotaciones obedecen a una planificación objetiva basada en criterios de racionalidad; antes al contrario, parecen deberse a razones políticas, principalmente, burocráticas, técnicas y/o económicas. De este modo no ha resultado extraña la recepción en un mismo colegio de partidas idénticas de material, mientras jamás llegan las que realmente demandan esos profesores.
La Administración no hizo ningún sondeo previo acerca de las necesidades reales expresadas por los docentes para, así, tratar de paliarlas de acuerdo a sus disponibilidades. Tampoco realizó ningún seguimiento sobre el grado de aprovechamiento del material que entregó. De este modo no existe una retroalimentación entre los medios, el aparato burocrático y el profesor. Desde estas perspectivas, podemos afirmar con rotundidad que los medios no son evaluados ni por el Centro, ni por la Administración.
LA EVALUACIÓN DE LOS MEDIOS VINCULADOS CON EL PROFESOR Y CON EL AULA.
La diversidad es la nota que caracteriza tanto al uso, como al seguimiento y a la valoración que los profesores hacen de los materiales. Al preguntarles, algunos profesores admiten que evalúan todos los componentes del currículo, entre ellos los medios. Otros, sin embargo, aceptan que hacen variaciones en los medios utilizados de acuerdo a los «efectos indeseados» que observan que se producen entre sus alumnos. Para otros los medios utilizados están en función de las "experiencias que los alumnos realizan". Estos tienen como característica en común el que sólo se utilicen aquellos: "medios que están a su alcance " Sin que ello signifique que se seleccionen de un modo poco serio o fruto de la improvisación; antes al contrario, nos hablan de la planificación previa de los medios que utilizan: "todo está planeado ya de antemano." No obstante, no todos los profesores dicen que sí llevan a término la evaluación de los medios. Y declaran que: "Honradamente, no" los evalúan.
Hemos podido apreciar que hay una gran diferencia en los medios que se utilizan en las aulas. Estas discrepancias dependen tanto de la naturaleza del conocimiento que se imparte como de las características personales del profesor: su opción metodológica, formación, etc. En definitiva, de su peculiar pensamiento pedagógico.
Con carácter general hemos observado que los materiales utilizados por todos los profesores, en orden a la relevancia según su uso, son como siguen. Véase la figura 1.

En primer lugar los libros de consulta, lectura y ejercicios, seguida de la pizarra y de los cuadernos de ejercicios de los alumnos. Con una notable diferencia respecto a los anteriores se sitúan las fotocopias, el uso del diccionario, los murales y los materiales de laboratorio. Y de una forma casi testimonial, los copiados, mapas y atlas. No son utilizados, salvo extrañas excepciones, las proyecciones, vídeos y cintas de audio, así como retroproyectores, opascopios, franelogramas, etc. En el caso particular de los vídeos, a veces, su uso no se justifica tanto como un apoyo a la metodología del profesor cuanto como un medio que le proporciona cierto «respiro» en su dedicación, o como un sustituto que sirve para «mantener entretenidos» a los alumnos en determinadas circunstancias: como las provocadas por el absentismo laboral de los docentes; días de lluvia que impiden la salida al patio de los alumnos; etc. Anteriormente hicimos referencia a los libros de texto. Ahora volvemos a su análisis, pero dentro del ámbito del aula. Quisiéramos hacer aquí un poco de nuestra historia pedagógica reciente. Al comenzar la experimentación de la Reforma en Andalucía, muchos profesores abandonaron el uso de los libros de texto y los sustituyeron en gran medida por sus propios dictados de apuntes. Pronto comprobaron tanto el aburrimiento que este proceder generaba en sus alumnos como la pérdida de tiempo que ello significaba. Así que pasaron a confeccionar un sin fin de fotocopias en las que se seleccionaban los contenidos más importantes. Al final, la mayoría volvió a utilizar el libro de texto como base de sus clases. Véase la figura 2.


Podemos afirmar que se ha cerrado un ciclo que comienza y acaba con la utilización del libro de texto. Este hecho demuestra de algún modo que los profesores han reflexionado y valorado los medios que habitualmente emplean. Siquiera de manera informal e implícita a través del análisis de los resultados o de la observación sobre los procesos.
Tal vez en este retorno haya influido algo la presión de muchos padres. Ellos están divididos a este respecto en dos grupos. Los padres de alumnos exitosos y los de aquellos que tienen problemas de aprendizaje. A los del primer grupo, no les importa demasiado si se utiliza o no el libro de texto. Incluso hay bastantes que defienden que es mejor enseñar a los niños a indagar en diferentes fuentes de información, contrastándolas y valorándolas.
Para los otros, en cambio, cuando quieren colaborar con sus hijos para que salgan airosos de las exigencias escolares, ayudándoles a la realización de las tareas académicas, se encuentran con un muro infranqueable: los peores alumnos no suelen tomar buenos apuntes, no son ordenados, no los llevan al día, desconocen la existencia y los mecanismos de uso de otras fuentes, etc. En definitiva, estos padres, no tienen un referente al que aferrarse para llevar un seguimiento de sus hijos y, consecuentemente, poder ayudarlos. Este grupo valora de modo muy relevante el uso de los libros de texto.
Por áreas de conocimiento (ver Anexo), mis evidencias indican la jerarquía siguiente en la utilización de los medios. En el área de lenguaje: primero el uso del libro de texto, el cuaderno de ejercicios y la pizarra. En inglés: el libro de texto, manejo del diccionario y la pizarra. Matemáticas: la pizarra, seguida del cuaderno de ejercicios y del libro de texto. En Ciencias de la Naturaleza: el libro de texto y los recursos y materiales propios del laboratorio. En Ciencias Sociales: el libro de texto, seguido de las fotocopias y del cuaderno de ejercicios. Estos datos los he visto corroborados recientemente por otros colegas, como Area Moreira (1996, pág. 153) cuando afirma que: "Los materiales o medios impresos de enseñanza (libros, libros de texto, enciclopedias, periódicos y revistas, cuadernos de lectura, fichas de actividades, cómics, diccionarios, cuentos, ¼ ) son con mucho los recursos más usados en el sistema escolar."
Llama poderosamente la atención la ausencia de otros medios, así como la relevancia de algunos otros; de lo que son conscientes -y se quejan por ello- los propios padres que manifiestan su disconformidad con la utilización casi exclusiva del libro de texto y la ausencia de otros materiales, si bien no hemos de culpabilizar por ello al profesorado. Esta situación es ante todo política.
Concluyendo, existe una gran diversidad en los profesores por el uso que hacen de los medios. Entre quienes más los utilizan se podría afirmar que sí los evalúan, si bien hay que destacar que se trata de una evaluación muy informal e intuitiva, como tendremos ocasión de ver más adelante.
LA EVALUACIÓN DE LOS MEDIOS REFERIDOS AL ALUMNO Y SU FAMILIA.
Los alumnos están mediatizados no sólo por la utilización de determinados materiales en el aula; sino que su propia pertenencia a una clase social concreta determina las posibilidades individuales de acceso a muchos de ellos. De este modo, en aquellas áreas de conocimiento en las que proliferan más los apuntes, como ya hemos visto, los alumnos más «desordenados» no pueden «gozar» de la ayuda y seguimiento de sus padres. El problema se solventaría, según éstos, con la utilización del libro de texto.
Por otro lado, tanto los padres como los profesores, son conscientes de la desigualdad cultural, social y económica de las familias y de su influencia decisiva en las «facilidades», o «dificultades», con las que los niños se van a encontrar en los aprendizajes que se les proponen. Estas circunstancias son valoradas en ocasiones por los profesores preguntándoles directamente si tienen, o no, determinados medios para la realización de actividades concretas. En caso negativo, las modifican, adecuándolas a las posibilidades reales de sus alumnos, llegando incluso a eliminarlas.
Pero desgraciadamente no todos los docentes actúan de la misma manera. Al no valorar este aspecto socioambiental, sus exigencias se tornan en irracionales y al no evaluar las posibilidades socioeconómicas y culturales de sus alumnos, están condenándolos a un fracaso seguro. Concluyendo, la mediatización de los alumnos no se efectúa sólo a través de la escuela ni de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación, sino -y principalmente, me atrevería a decir- gracias a su propia cultura doméstica, familiar. En consecuencia, el profesorado en su papel de aculturación, debe estar suficientemente bien formado como para poder detectar y conocer, en su justa medida, las innegables influencias mediadoras del ambiente en el niño. Sólo la evaluación como instrumento explicador, interpretativo y comprensivo de la realidad podrá ofrecer una ayuda, pertinente y válida, al profesorado para la correcta toma de decisiones a la hora de utilizar o modificar y adaptar los medios que precise para su labor pedagógica. De ahí la relevancia que adquiere la adecuada formación docente en el diseño, producción y evaluación de los materiales curriculares.
Instrumentos utilizados por el profesorado para la evaluación de los medios.
Como hemos ido apreciando a lo largo de este artículo, la mayoría del profesorado no realiza explícitamente la evaluación de los materiales, sino que la ejecución de esta actividad es llevada a cabo de manera informal e intuitiva. Desde este punto de vista, hablar de instrumentos de evaluación de medios, resulta, en principio, un tanto chocante. Sin embargo, cuando la hacen de forma explícita, sí que declaran poseer algunas estrategias, técnicas e instrumentos concretos. A continuación señalamos los más destacados de acuerdo con su mayor uso. La herramienta más utilizada por los profesores para evaluar la adecuación y la utilidad de los medios en las clases ha sido «la observación sistemática». Siguen, con una menor frecuencia de uso, «los debates», «la autoevaluación del equipo docente» y las «encuestas de opinión». Porcentajes más bajos son reservados para la realización de «entrevistas» a los alumnos, tanto «individuales como en pequeños grupos» y a la «autoevaluación del profesor». Estos datos nos conducen a pensar que los profesores se encuentran bastante perdidos en el tema de la evaluación educativa, en general, y de la de los materiales curriculares, en particular. De ahí la apremiante necesidad de una auténtica formación muy específica sobre este tema. La urgencia obedece a las demandas que la sociedad ya plantea y que se ven enormemente acrecentadas si miramos hacia un cercano futuro. "En este sentido, frente a la pizarra, libro de texto y algún que otro recurso visual, como las diapositivas, que eran los únicos medios con los que el profesor contaba para ejercer su actividad profesional, en la actualidad los medios que dispone son más variados y flexibles, y van desde los retroproyectores y reproductores de vídeo, hasta las videograbadoras y ordenadores, y dentro de poco se incorporarán los nuevos canales de la televisión a satélite y cable. Sin olvidar que el material de paso a utilizar en ellos, ha aumentado considerablemente." (Cabero, 1994, págs.: 241-242) Haciéndose evidente, por tanto, las necesidad de evaluar correctamente todos estos materiales curriculares.
Pero no sólo se precisará esta mejor formación del profesorado por la inminente utilización de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación como elementos auxiliares que faciliten los procesos de enseñanza-aprendizaje, sino también porque hemos de dar respuesta a las cada vez más intensas demandas sociales para que la escuela eduque para la vida y, hoy en día, la sociedad postindustrial está contextualizada en la cultura de la comunicación. Al igual que la invención de la prensa posibilitó la democratización de la cultura; será la informatización la que favorezca que el poder, entendido como sinónimo de información, esté al alcance de todos.
PROPUESTA PARA EVALUAR LOS MEDIOS.
Desde la perspectiva de cuanto llevamos expresado, habría que dotar al profesorado de una formación suficiente para que pudiera diseñar técnicas e instrumentos que le permitiera seleccionar, experimentar y evaluar los medios. Dicha formación debería entender la funcionalidad directa de la evaluación como la pragmática de la misma. Es decir, si conocemos que los profesores, tanto por la insuficiente formación, como por la excesiva burocratización de la enseñanza -con infinidad de tareas a desarrollar-, se ven desbordados y recurren en muchas ocasiones a estrategias tales que les permitan salir del paso; nosotros, los investigadores, académicos y teóricos, no podemos ofrecerles complejos modelos que les hagan sentirse aún más agobiados. Por el contrario, deberíamos hacer un esfuerzo por clarificar y simplificar al máximo, sin menoscabar con ello la validez de la evaluación. Sólo en este sentido se ha de entender la propuesta que desde aquí se sugiere. Básicamente reducida a la «evaluación de materiales por los usuarios» desde dos vertientes diferentes. Por un lado la evaluación intrínseca; por otro la evaluación comparativa. Ambas ayudaran a los profesores tanto para tomar decisiones sobre el uso crítico de uno u otro Material, como para conocer el valor educativo inherente del mismo.
La estrategia que ofrecemos consiste en rellenar un sencillo cuestionario a medida que se van utilizando los diversos medios, dando respuesta a preguntas de este tipo:
¿Hasta qué punto se consiguen los fines para los cuales se había previsto su uso?
- ¿Podría haberse sustituido por otro distinto? ¿Cuál hubiera sido el resultado?
- ¿Qué efectos no previstos ha originado en su desarrollo? ¿De qué tipo?
- ¿Han aparecido efectos no deseados? ¿Qué consecuencias han tenido?
- ¿Qué satisfacción y motivación produce entre el alumnado?
- ¿Cuál es su coste?
- ¿Qué exigencias posee respecto al tiempo de preparación; lugar de utilización; manejo; accesibilidad; etc.?
- ¿En qué condiciones ha sido utilizado?
- ¿En qué circunstancias se volvería a usar adecuadamente?
Si los profesores hiciésemos fichas, con datos parecidos a los aquí expresados, y las cumplimentásemos, después de cada uso de un Medio, al cabo de un tiempo de experiencia acumulada, podríamos comparar los resultados de unos materiales respecto de otros y decidir sobre su utilización más adecuada. En definitiva, podríamos llevar a cabo una evaluación comparativa. Ver la figura 3.


De esta manera, como ya hemos dicho, efectuaríamos dos tipos de evaluación. Por un lado la valoración del usuario que tendría un máximo de validez ecológica, pues es de suponer que el contexto en el que se volvería a repetir el uso del material no ha cambiado sustancialmente, y en el caso de que sí lo hubiera hecho, dispondríamos de ese conocimiento fácilmente. Por otro, la evaluación comparativa entre los diversos medios disponibles, que nos ayudarían a tomar las decisiones más certeras acerca de su utilización o sustitución.
FUENTES DE INFORMACIÓN
MEDIOS DIDÁCTICOS (en general)
Bibliografía
ABENGOECHEA, S; ROMERO, E. (1991). Selección y empleo de medios. Barcelona: Máster de formación de formadores. RENFE-UAB (policopiado)
ACUÑA LIMON, Alejandro (1995). Nuevos medios, viejos aprendizajes. México: Universidad Iberoamericana.
ALBA, Carmen, et al. (1994). "Un estudio sobre la integración de los medios y recursos tecnológicos en la escuela". En BLAZQUEZ, F. Et al. En memoria de J.M. López-Arenas. Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación, pp. 314-318" Sevilla: Alfar
APARICI, R.; GARCÍA, A. (1988). El material didáctico de la UNED. Madrid: ICE-UNED
AREA, Manuel (1991b). Los medios, los profesores y el currículum. Barcelona: Sendai
AREA, Manuel (2004). Los medios y las tecnologías de la educación. Madrid: Pirámide.
AREA, M.; CORREA, A.D. (1992). "La investigación sobre el conocimiento y actitudes del profesorado hacia los medios. Una aproximación al uso de medios en la planificación y desarrollo de la enseñanza". Qurriculum, 4, 79-100
BALLESTA, Javier. (coord.) (1995). "Función didáctica de los materiales curriculares". Pixel Bit. Revista de Medios y Educación, 5, pp.29-46"
BAUTISTA, A. Et al. (1991). "Usos, selección de medios y conocimiento práctico del profesor". Revista de Educación, 296, 299-326"
BAUTISTA, Antonio (1989). "El uso de los medios desde los modelos del curriculum". Revista Comunicación, lenguaje y Educación, nº 3-4"
BAUTISTA, Antonio (1992). " Los medios como soportes de sistemas de representación: implicaciones educativas". Comunicaicón. Lenguaje y Educación, 14, 77-88
BAUTISTA, Antonio (1994)."El papel de los intelectuales y la no neutralidad de la tecnología: razones para un uso crítico de los recursos en la enseñanza". Revista de educación, 303, pp. 243-260
BLAZQUEZ, F., CABERO, J., LOSCERTALES, F. (1994).""
Un estudio sobre la integración de los medios y recursos tecnológicos en la Escuela". En Memoria de José Manuel López Arenas." Sevilla: Alfar.
CABERO (1999).
Tecnología educativa. Madrid: Síntesis.
CABERO, Julio (1990).
Análisis de medios de enseñanza. Sevilla: Ediciones Alfar.
CABERO, Julio (1991). "Líneas y tendencias de investigación en medios de enseñanza". En LÓPEZ, J y BERMEJO, B. (Coords.) El Centro educativo. Nuevas perspectivas organizativas. " Sevilla: GID
CABERO, Julio (2001). Tecnología educativa. Diseño y utilización de medios de enseñanza. Barcelona: Paidós.
CEBRIÁN DE LA SERNA, Manuel; RÍOS, J.M. (Coords.) (2000). Nuevas Tecnologías aplicadas a las Didácticas especiales. Madrid: Pirámide.
COLOM, A.; SUREDA, J.; SALINAS, J. (1988). Tecnología y medios educativos. Madrid: Cincel.
FERRÉS, Joan, MARQUÈS GRAELLS, Pere (coords.) (1996).
Comunicación Educativa y Nuevas Tecnologías Barcelona: Editorial Praxis.
SALINAS, Jesús (1999). "Criterios generales para la utilización e integración curricular de los medios". En CABERO, Julio (ed) Tecnología educativa. madrid: Síntesis. 107-130
(provisionalmente VER TAMBIÉN en TECNOLOGÍA EDUCATIVA)
MEDIOS DIDÁCTICOS (en general)
Artículos on-line
AREA, M. Los medios de enseñanza: conceptualización y tipología.
Manuel Area
AREA, M. Medios de educación y escuela: la política del avestruz
Manuel Area
BALLESTA, Javier. Función didáctica de los materiales curriculares.
Pixel Bit
CASTAÑO, Carlos. Las actitudes de los profesores hacia los medios de enseñanza.
QuadernsDigitals
CASTAÑO, Carlos. Las actitudes de los profesores hacia los medios de enseñanza.
Pixel Bit
DE PABLOS, Juan.(1996). Los medios como objeto de estudio preferente para la Tecnología Educativa.
BibliotecaV-UB
GALLEGO, ARUFAT, Mª. Jesús. (1997). Cuestiones y polémicas en la investigación sobre medios de enseñanza.
BibliotecaV-
GALLEGO, Domingo. El medio telefónico desde una perspectiva pedagógica.
Pixel Bit
IGLESIAS, Rosa Mª. La tecnología como instrumento para el juego y el aprendizaje.
QuadernsDigitals
MARQUÈS; Pere (2001).
La pizarra digital (kit Internet en el aula) en los contextos educativos
MARQUÈS; Pere (2000).
Competencias básicas y alfabetización digital
MARQUÈS; Pere (2000).
Funciones, ventajas e inconvenientes de las TIC en educación. Formas básicas de uso.
MARQUÈS; Pere (2000).
Orientaciones para la selección de materiales didácticos.
MARQUÈS; Pere (2000).
Diseño de intervenciones educativas
EVALUACIÓN DE MATERIALES DIDÁCTICOS
Bibliografía
AEDO, Ignacio; DÍAZ, Paloma (1998)."Evaluación de sistemas hipermedia orientados al aprendizaje". Educación y Tecnologías de la Comunicación. 161-173" Oviedo: Universidad de Oviedo.
ALBA PASTOR, Carmen (1991). Evaluación sumativa y formativa de software educativo para la etapa infantil. Tesis doctoral. Departamento Didáctica y Organización Escolar. Universidad Complutense de Madrid
AUER, N. (1998). Bibliography on Evaluating Internet Resources. [Consulta 17/6/98]
BARROSO, J et al. (1998)."Evaluación de los medios informáticos: una escala de evaluación para el software educativo". En CEBRIÁN, M. Et al. Creación de materiale spara la innovación con nuevas tecnologías: EDUTEC97. Pp. 355-358" Málaga: ICE Univ. Málaga
BARTOLOMÉ, A.; UNDERWOOD, J.D.M. (1998). FEEODE Technology Enhanced Evaluation in Open and Distance Learning. Laboratori de Mitjans Audio Visuals. Universitat de Barcelona.
BERLANGER, F., JORDAN, D. (2000). Evaluation and Implementation of Distance Learning: Technologies, Tools and Techniques USA: Idea Group Publishing
BOFARULL, Ignacio (2000)."Evaluación de programas de TV: la serie periodistas". Comunicación y Pedagogía, 164, pp. 117-119"
BOFARULL, Ignacio (2000)."Evaluación de programas de TV: los Simpson". Comunicación y Pedagogía, 165, pp. 98-101"
BOFARULL, Ignacio (2000)."Evaluación de programas de TV: Pokémon". Comunicación y Pedagogía, 166, pp. 79-82"
BOFARULL, Ignasi (2001)."Comparación de dos informativos de televisión". En FERRÉS, Joan y MARQUÈS, Pere (Coord.)(1996-..). Comunicación Educativa y Nuevas Tecnologías. Pp. 454/85-454/93" Barcelona: Praxis
BOIX, Montserrat (1983). Escala de Valoración de software educativo. En FERRER, Antonio M.; ALCANTUD, Francisco (1995). La tecnología de la informació en el medio escolar. Valencia: Ed. Nau.
BORK, Alfred (1986). El ordenador en la enseñanza. Barcelona: Editorial Gustavo Gili.
CABERO, Julio (1990). Análisis de medios de enseñanza. Sevilla: Ediciones Alfar.
CABERO, Julio (1998d). "Los medios no sólo transmiten información: reflexiones sobre el efecto cognitivo de los medios". Revista de Psicodidáctica, 5, 23-34"
CABERO, Julio (1994). Dimensiones generales para la evaluación de los medios de enseñanza. En SANCHO, Joana (Coord) (1994). Para una tecnología educativa. pp 247-249. Barcelona: Horsori
CABERO, Julio; DUARTE, Ana (2000)."Evaluación de medios y materiales de enseñanza en soporte multimedia". Comunicación y Pedagogía, 166, pp. 15-28"
CABROL, D., DUBREIL, F. (1983). L'evaluation des didacticiels. Education et informatique, 18 París.
CAMPUZANO, Antonio (1996)."Análisis didáctico de documentos audiovisuales". Pere (Coord.)(1996-..). Comunicación Educativa y Nuevas Tecnologías. Pp. 393-402" Barcelona: Praxis
CANTOS GÓMEZ, Pascual (1992). Modelo de evaluación para programas de enseñanza de lenguas asistida por ordenador. En FERRER, Antonio M.; ALCANTUD, Francisco (1995). La tecnología de la informació en el medio escolar. Valencia: Ed. Nau
CANTOS GÓMEZ, Pascual (1992). Cómo evaluar el software específico para la ELAO (Enseñanza de la Lengua Asistida por Ordenador). Infodidac, 19-20. pp 43-46
CASANOVA, Mª Antonia (1995). Manual de Evaluación Educativa. Madrid: La Muralla.
CASETTI, F., DI CHIO, F. (1994) Cómo analizar un film. Barcelona: Paidós
CLARK, R.; SALOMON, G. (1986). "Media in teaching". En WITTROCK, M. (Ed.): Handbook of research on teaching. P. 464-478" London: Collier McMillan Publisher
CEBRIÁN DE LA SERNA, Manuel (1996)."Selección y evaluación de recursos tecnológicos". En GALLEGO, D.J.; ALONSO, C.; CANTÓN, I. (coords.). Integración curricular de los recursos tecnológicos, pp. 377-402." Barcelona: Oikos-Tau
CEBRIÁN DE LA SERNA, M. (1992). La Didáctica, el curriculum, los medios y los recursos didácticos. Málaga: Universidad de Málaga.
CEBRIÁN DE LA SERNA, Manuel (1991). "El papel de los medios tecnológicos en la Didáctica". Revista de Educación, 294, pp. 427-443"
CEBRIÁN DE LA SERNA, Manuel (Coord.) (1991). Medios y recursos didácticos. Málaga: Universidad de Málaga
CUMMINGS, R. (1985)."" Small-group discussions and the microcomputer". Journal of Computer Assisted learning, 1, pp. 149-158"
EADES, L. (1998). Live from the Internet and beyond... Teaching Patrons to Evaluate Internet Sites. [Consulta: 17/6/98]
ECHEVERRÍA, B. (1988)."Control de calidad del software educativo". Apuntes de Educación y NN.TT., nº 31" Madrid: Anaya
EICHER, J.; ORIVEL, F. (1984). La economia de los nuevos medios de enseñanza. Barcelona: Serval-UNESCO.
ESCUDERO, Juan Manuel. (1991)."Evaluación de los Proyectos Atenea y Mercurio". Encuentros Nacionales "Las Nuevas Tecnologías en la Educación"." Santander: ICE-Universidad de Cantabria
ESCUDERO, Juan Manuel. (1993). "Nuevas reflexiones en torno los medios de enseñanza". Revista de Investigación Educativa (1), 19-44"
ESTEBANELL, Meritxell (1996). Fitxa d'avaluació de programari educatiu Universitat de Girona
FANDOS, Manuel (1999)." ¿"Candidez o perversidad en las películas de Disney?". En FERRÉS, Joan y MARQUÈS, Pere (Coord.)(1996-..). Comunicación Educativa y Nuevas Tecnologías. Pp. 456/9-456/11" Barcelona: Praxis
FANDÓS, Manuel (1997)."¿Candidez o perversidad en las películas de Disney?". Pere (Coord.)(1996-..). Comunicación Educativa y Nuevas Tecnologías. Pp. 456/9-456/12" Barcelona: Praxis
FERRÉS, Joan, MARQUÈS GRAELLS, Pere (coords.) (1996).
Comunicación Educativa y Nuevas Tecnologías Barcelona: Editorial Praxis.
FOLCH, Mercè; SÁNCHEZ, Sílvia (1999)."La relación entre motivación y ordenador". Comunicación y Pedagogía, 155, 24-34"
GALLEGO, D.; ALONSO, C. (1999). El ordenador como recurso didáctico. Madrid: UNED
GALLEGO,María Jesús. (1994) El ordenador, el currículum y la evaluación de software educativo. Granada: Proyecto Sur de Ediciones.
GAYAN, Javier; SEGARRA, Dolores (1985).Ficha de evaluación de programas de enseñanza asistida por ordenador. En PFEIFFER, Amalia; GALVÁN, Jesus. Informática y Escuela. Madrid: Fundesco
GAYAN, Javier; SEGARRA, Dolores (1985)."Ficha de evaluación de programas de enseñanza asistida por ordenador". En PFEIFFER, A.; GALVÁN, J. Informática y Escuela." Madrid: Fundesco.
GÓMEZ DEL CASTILLO, Mª Teresa (1998)."Un ejemplo de evaluación de software educativo multimedia". En Actas del Congreso Edutec97" Málaga: ICE
GÓMEZ DEL CASTILLO, Teresa (2002)."¿Cómo se reflejan los contenidos transversales en los programas educativos multimedia?". Revista Pixel-Bit, 19, pp. 93-106"
GÓMEZ DEL CASTILLO, Teresa. (1998)."Un ejemplo de evaluación de software educativo multimedia". En EDUTEC 97." Málaga: ICE Universidad
GOODSON, B.; LATHROP, A. (1993). Courseware in the classroom. Selecting, organizing and using Educational Software. USA: Addison-Wesley
GROS, Begoña; RODRÍGUEZ, José Luís. Ficha de evaluación de programas educativos de ordenador Universidad de Barcelona.
GRUPO F9 (2000)."Evaluación de videojuegos:El Secreto perdido de la selva amazónica". Comunicación y Pedagogía, 166, pp. 85-87"
GRUPO F9 (2000)."Evaluación de videojuegos:The Secret of Monkey Island". Comunicación y Pedagogía, 165, pp. 105-107"
GRUPO F9 (2000)."Evaluación de videojuegos:Civilization II: cultura, economía, diplomacia...". Comunicación y Pedagogía, 164, pp. 114-116"
GRUPO F9 (2000)."Evaluación de videojuegos:Indiana Jones y el destino de la Atlántida". Comunicación y Pedagogía, 163, pp. 92-93"
GRUPO F9 (1999)."Evaluación de videojuegos: la Pantera Rosa en misión peligrosa"". Comunicación y Pedagogía, 161, pp. 141-144"
GRUPO F9 (1999)."Evaluación de videojuegos:Simón the sorcerer". Comunicación y Pedagogía, 162, pp. 92-93"
HINCHLIFFE, L.J. (1998). Resource Selection and Information Evaluation [Consulta: 17/6/98]
IDNM - CPNM (2000). Instructional design for a new media. http://www.rcc.ryerson.ca/learnontario/idnm/main_page/coursepage.htm [Consulta 2/2000]
JUNTA DE ANDALUCÍA. Ficha de evaluación de software educativo Sevilla: Consejería de Educación y Ciencia
KOTLAS, C. (1998). Evaluating Web Sites for Educational Uses: Bibliography and Checklist. [Consulta: 10/12/98]
MARABOTTO, M.Irma, GRAU, J. (1995). Multimedios y Educación Buenos Aires: Fundec.
MARCHESI, A.; MARTÍN, E. (1991). "Lo que dice el MEC sobre los materiales". Cuadernos de Pedagogía, nº194, pp.46-48"
MARQUÈS GRAELLS, Pere (1995).
Software educativo: guía de uso y metodología de diseño. Barcelona: Editorial Estel.
MARQUES GRAELLS, Pere (1987). EAO una reflexión final. Cuadernos de Pedagogía, nº 152. Barcelona.
MARQUÈS GRAELLS, Pere (2002)."Evaluación de los portales educativos en Internet". Revista Pixel.Bit, 18"
MARQUÈS GRAELLS, Pere (2001)."Metodología para la creación de materiales formativos multimedia". En FERRÉS, Joan y MARQUÈS, Pere (Coord.)(1996-..). Comunicación Educativa y Nuevas Tecnologías. Pp. 320/31-320/49" Barcelona: Praxis
MARQUÈS GRAELLS, Pere (2000)."Criterios de calidad en los programas educativos". Revista MasPC, núm.8, pp. 218-219"
MARQUÈS GRAELLS, Pere (2000)."Nuevos instrumentos para la catalogación, evaluación y uso contextualizado de espacios web de interés eduactivo". Revista RITE, nº0, pp.199-209"
MARQUÈS GRAELLS, Pere (2000)."Nuevos instrumentos para la evaluación de materiales multimedia". Comunicación y Pedagogía, 166, pp. 103-117"
MARQUÈS GRAELLS, Pere (1999c)."Curso sobre el uso didáctico del multimedia- II: espacios web de interés educativo". Comunicación y Pedagogía, 158, pp. 81-89"
MARQUÈS GRAELLS, Pere (1999)."Curso sobre el uso didáctico del multimedia-I: evaluación de programas multimedia". Comunicación y Pedagogía, 157, pp. 41-46"
MARQUÈS GRAELLS, Pere (1999)."Evaluación de programas educativos multimedia" En FERRÉS, Joan y MARQUÈS, Pere (Coord.)(1996-..). Comunicación Educativa y Nuevas Tecnologías. Pp. 320/23-320/29" Barcelona: Praxis
MARQUÈS GRAELLS, Pere (1999)."Guía para la clasificación y evaluación de espacios web de interés educativo". En FERRÉS, Joan y MARQUÈS, Pere (Coord.)(1996-..). Comunicación Educativa y Nuevas Tecnologías. Pp. 244745-244/56" Barcelona: Praxis
MARQUÈS GRAELLS, Pere (1999)."Criterios para la clasificación y evaluación de espacios web de interés educativo". Revista EDUCAR, 25, pp. 95-111"
MARQUÈS GRAELLS, Pere (1998)."La evaluación de programas didácticos". Comunicación y Pedagogía, nº 149, pp. 53-58" Barcelona
MARQUÈS GRAELLS, Pere (1998). Programas didácticos: diseño y evaluación. [En línea] [Consulta: 1/12/98]
MARQUÈS GRAELLS, Pere (1996)."El software educativo". Comunicación Educativa y Nuevas Tecnologías, pp: 119-144" Barcelona: Praxis
MARQUÈS GRAELLS, Pere (1993). Aspectes a considerar en l'avaluació d'un vídeo. Bellaterra: Departament de Pedagogia Aplicada. U.A.B.
MARQUÈS GRAELLS, Pere (1991)."Ficha de evaluación y clasificación de software educativo." Novática, n 90, Vol XVII, p. 29-32,"
MARTINEZ BONAFÉ, J. (1992). Cómo analizar los materiales. Cuadernos de Pedagogía, 203. pp 14-18
MARTÍNEZ RUIZ, José Antonio (1994). Estructuras básicas del software educativo. Comunicación y Pedagogía, 129. pp 14-22
MARTÍNEZ, Franciso et al. (2002)."Herramienta de evaluación de multimedia didáctico". Revista Pixel.Bit, 18"
MURILLO TORRECILLA, Fco. Javier (1992).Software Educativo. Algunos criterios para su evaluación. Infodidac, 18, pp 8-12
NAVARRO, Eulàlia (2001)."Criterios para una buena elección de enciclopedias multimedia". En FERRÉS, Joan y MARQUÈS, Pere (Coord.)(1996-..). Comunicación Educativa y Nuevas Tecnologías. Pp. 348/1-348/7" Barcelona: Praxis
NAVARRO, Eulàlia (1999)."Análisis comparativo de dos productos multimedia: enciclopedias del cuerpo humano". Comunicación y Pedagogía, 161, pp.133-140"
NAVARRO, Eulàlia. (1999)."Análisis de productos multimedia educativos". Comunicación y Pedagogía, 157, pp. 36-39"
NAVARRO, Eulàlia; RUBIO, Anna (2000)."Evaluación de multimedia educativo: Enciclopedia Universal Micronet". Comunicación y Pedagogía, 164, pp. 112-113"
NET. (1998). Multimedia Portables for Teachers. Evaluating CD_ROM Titles. [Consulta: 17/6/98]
OCDE (1991). Proyecto Atenea: Informe de evaluación. Madrid: MEC
PARCERISA, A. (1996). Materiales curriculares. Barcelona: Graó.
PÉREZ, Adolfina (2002)."Elementos para el análisis de la interacción educativa en los nuevos entornos de aprendizaje". Revista Pixel-Bit, 19, pp. 49-61"
POTTER, F. (1990). Reading, Learning and media Education Oxford: Blackwell Education.
PRENDES, Mª Paz (1996)."Análisis de imágenes en los textos escolares". Pixel-Bit. Revista de Medios y Educación, 6, 15-19"
PROGRAMA D'INFORMÀTICA EDUCATIVA (1988).Fitxa d'avaluació de software educatiu.Barcelona: PIE. Generalitat de Catalunya,
RAGA, Pau; BINIÉS, Presen (2000)."Evaluación de multimedia educativo: Enciclopedia Básica Multimedia Larousse". Comunicación y Pedagogía, 165, pp. 103-104"
RAGA, Pau; BINIÉS, Presen (2000)."Evaluación de multimedia educativo: Enciclopedia Compacta 2000. La enciclopedia del milenio". Comunicación y Pedagogía, 166, pp. 83-84"
REQUENA, A.; ROMERO, F. (1983).¿Cómo seleccionar software educativo? El ordenador personal, num. 13
RIDING, R.J.; POWER, S.D. (1987)."The effect of reasoning reading and number perfomance of computer-presented. Critical thinking activities in five-year-old children." Educational Psicologoy, 7 (1), pp. 55-65"
RODA, F., BELTRAN DE TENA, R. (1988).
Información y comunicación. Los medios y su aplicación didáctica. Barcelona: Gustavo Gili.
RODRÍGUEZ DIÉGUEZ, José Luis et al. (1984)."Evaluación de textos escolares". Enseñanza, nº 1, pp. 139-152"
ROSALES, Carlos (1983)."Evaluación de textos escolares de primer ciclo de EGB"" Enseñanza (1), 193-208
SALINAS, R. y otros (1998). Información y comunicación. Los medios y su aplicación didáctica Barcelona: Gustavo Gili.
SAMIAL (1998). Seminari d'anàlisi de multimèdia interactius per a l'aprenentatge i el lleure. [Consulta: 14/10/98]
SANCHO GIL, Joana Mª (1995). Evaluación de soportes lógicos para la enseñanza: entre la necesidad y la realidad. Novática, 117. pp. 41-47
SANTOS GUERRA, M.A. (1993)."Evaluación de materiales didácticos". En SANTOS, M.A. La evaluación: un proceso de diálogo, comprensión y mejora, pp. 201-206" Málaga: Aljibe.
SANTOS GUERRA, M.A. (1991)."¿Cómo evaluar los materiales?". Cuadernos de Pedagogía, núm. 194" Barcelona
SANZ, Mercè (2000)."Experiencia educativa: factores de calidad y NNTT". Comunicación y Pedagogía, 164, pp. 65-71"
SAZ, Ricard; SAMARRA, Jaume (2000)."Los informativos en televisión". Revista Comunicación y Pedagogía, núm. 171, pp. 59-68"
SCHOLZ, A (1998). Evaluating World Wide Web Information. [Consulta: 17/6/98]
SCHROCK, K. (1998). Kathy Schrock's Guide for Educators. Critical Evaluation Tools. [Consulta: 12/12/98]
SCHROCK, K. (1998). Evaluation of WWW Sites: An Annotated Bibliography. [Consulta: 17/6/98]
SEDISI (1999). Metodología de evaluación de productos multimedia Madrid: SEDISI
SEVILLANO, María Luisa (1998)."Diseño, organización y evaluación de medios y tecnologías en su integración curricular"". En SEVILLANO, M.L. (Coord.) Nuevas Tecnologías, medios de comunicación y educación." Madrid: CCS
SEVILLANO, María Luisa. (1985)."Evaluación de materiales y equipos". En RODRÍGUEZ, J.L.; SÁENZ, O. (coords). Tecnología Educativa. Nuevas Tecnologías aplicadas a la Educación." Alcoy: Marfil
SEVILLANO, María Luisa (1990). "Hacia una didáctica de y con los medios". En MEDINA, A. Y SEVILLANO, M.L. (coords.). Didáctica - Adaptación, vol.2, pp.51-89" Madrid: UNED.
SQUIRES, D., & McDOUGALL, A. (1994). Choosing and using educational software: a teachers' guide. London: The Falmer Press.
SQUIRES, D., & PREECE, J. (1996)." "Usability and learning: evaluating the potential of educational software". Computers and Education, 27(1), 15-22."
SQUIRES,D./McDOUGALL (1997). Como elegir y utilizar software educativo. Madrid: Morata.
TATE, M, et al (1998). Teaching Critical Evaluation Skills for WWW Resources. [Consulta: 17/6/98]
TUCKER,R. (ed.) (1986). The integration of media into the Curriculum. Londres: Kogan Page.
VILA, Jaume (2000)."Evaluación de multimedia educativo: Multigestor Windows". Comunicación y Pedagogía, 163, pp. 102-103"
VILÀ, Núria (2000)."La valoració dels productes multimèdia: una tasca complexa ". Perspectiva Escolar, 245"
VILLAR, M; MÍNGUEZ, E. (1998). Guía de evaluación de software educativo. Grupo ORIXE. Euskadi.
WIGHTON, D. (1985). Évaluation des logiciels. Toronto (Canadá): Conseil des Ministres de l'Education.
YELO, Soledad (2002)."Análisis de contenido. Aprender los mass-media". Revista Comunicación y Pedagogía, núm. 180, pp. 44-49"
ZARAGOZA, J., CASSADO, A. (1992). Aspectos técnicos y pedagógicos del ordenador en la escuela. Madrid: Editorial Bruño.


EVALUACIÓN DE MATERIALES DIDÁCTICOS
Artículos on-line
ARRIGA, J. Sistemas de autor orientados a un fin educativo específico.
QuadernsDigitals
CASARES, J.J;ENGEL, G. Diseño y evaluación del interfaz gráfico de un curso web.
QuadernsDigitals
MARQUES, Pere (2000).
Los medios didácticos: componentes, tipología, funciones, ventajas, evaluación
MARQUÉS, Pere. (1999).
Criterios de calidad para los programas multimedia (CD y webs)
MARQUÉS, Pere. (1999).
Plantilla para la evaluación y uso contextualizado de páginas web de interés educativo.
MARQUÉS, Pere. (2000).
Páginas web de interés educativo: criterios de calidad.
MARQUÉS, Pere. (2001)
Portales educativos: ficha para la catalogación y evaluación
MARQUÉS, Pere. (2001).
Avaluació dels portals educatius
MARQUÉS, Pere. (2001).
Sistemas de teleformación: criterios de calidad.
MARQUÉS, Pere. (2001). Plantilla para la evaluación de sistemas de teleformación
MARQUÉS, Pere. (2001).
Evaluación de materiales multimedia: FICHA 2.001
MARQUÉS, Pere. (2001)
FITXA SAMIAL para la evaluación multimedia
MARQUÉS, Pere. (2001). FICHA DIM para la evaluación multimedia
MARQUES, Pere. (2001). Evaluación de transparencias y diapositivas informatizadas.
MARQUES, Pere. (2001).
La evaluación de los vídeos didácticos, FICHA
MARQUÉS, Pere. (2000).
Evaluación contextual
MARQUÉS, Pere. (1993).
L'avaluació de vídeos didàctics
MARQUÉS, Pere. (1996)
Modelo: diseño de una investigación educativa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada